Una Pasión Singular

Agosto del 36. Durante el doloroso peregrinar de Blas Infante de prisión en prisión, siempre al borde de la muerte, aparecen las imágenes que cruzan su mente: retazos de su propio pa-sado, figuras, recuerdos, ensoñaciones En medio de la oscuridad, del hacinamiento, de aquellos días terribles de fratricidas luchas, frustratorias de vidas y esperanzas; en medio de todas esas sombras aparece, en un contrapunto conceptual, la brillantez de una serie de escenas de cuidada plasticidad, libres de la esclavitud que imponen el tiempo y el espacio, y libres también de la brutal separación entre lo real y lo imaginado. Todo ello con-figurando una trama que pretende ser apasionante y singular, como la vida de su protagonista, y como el propio título de la película. Se trata de que, de una manera amena, a veces desgarrada, y con fre-cuencia emocionante, el espectador vaya adquiriendo, a lo largo de la película, una visión global no solo de la figura de Blas Infante, si-no también de su época y de todo aquello a lo que dedica su vida.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un Comentario

Powered by WordPress