No es país para viejas

Una poderosa corporación láctea decide invertir grandes sumas de dinero en diseñar una raza de súper-vacas a partir de la manipulación genética. Peter Cochran está al frente del proyecto y, con su equipo descubre una hormona que permitirá incrementar la producción de leche de las reses. La compañía lanza el producto al mercado sin comprobar con demasiado rigor los efectos que estas alteraciones tienen en la salud humana.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un Comentario

Powered by WordPress