La batalla de Hadiza

Haditha (Irak), 19 de noviembre de 2005. Insurgentes iraquíes bombardean un convoy de marines estadounidenses y matan al oficial más apreciado por sus camaradas. Enfurecidos por esta pérdida, sus jóvenes compañeros llevan a cabo una brutal represalia. Sus violentos registros domiciliarios tienen como resultado la masacre de 24 personas, muchas de las cuales son mujeres y niños, víctimas trágicas de una guerra que son incapaces de controlar. También los marines son víctimas: son atacados, heridos y obligados a responder de la forma que les han enseñado. Pero, cuando los hechos se suceden a gran velocidad y en circunstancias de estrés extremo, ¿se puede acusar de asesinato a los marines que se encuentran en la línea de fuego?

You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un Comentario

Powered by WordPress