Guardando las apariencias


Para Wilhelmina “Wil” Pang (Michelle Krusiec), neoyorquina de 28 años, la vida es una representación de juegos malabares entre una prometedora carrera como cirujana y sus responsabilidades como hija obediente. Al igual que la línea 7 del metro que la lleva a visitar a su familia china una vez por semana, Wil está permanentemente en tránsito entre dos mundos. Las expectativas de la sociedad de Flushing, Queens, de la que procede, y su propio deseo de alejarse de ella han logrado que Wil esté satisfecha con la vida paralela que ha optado llevar, a pesar de que ello conlleve un involuntario juego de charadas con su madre viuda (Joan Chen) y el viejo mundo que ésta representa.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un Comentario

Powered by WordPress