Decreto de inocencia

Cécile y Samira no tienen para pagarse el alquiler de su piso de París. Un día, pasan al lado de una galería de arte donde se está celebrando una recepción y deciden entrar; mientras Samira se hace con la mesa del bufé, Cécile roba algunas carteras a los asistentes, entre ellas la de Michel, un prestigioso abogado. Después intentan robar una joyería, pero sale mal y Samira, que es marroquí, queda arrestada. Cécile logra escapar y decide buscar un abogado… hasta que encuentra la tarjeta de Michel en su cartera… Durante el juicio, entre ambos se inicia una historia que les une, llegando finalmente a convertirse en amantes. El letrado decide separarse y más adelante divorciarse de su esposa, una cotizada escultora y pintora, que ve como la intromisión de la joven cliente de su marido está destrozando su vida. El único fin de Cécile es vivir lo mejor posible, sin olvidarse de que existe otro joven con el que sí comparte sentimientos más profundos pero con el que jamás alcanzará el nivel social que ella anhela.

You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un Comentario

Powered by WordPress